15.10.08

¿QUÉ NOS ATRAE DEL "OTRO"?


La capacidad de atracción de un ser humano no es tan sencilla como parece.


FUENTE: PSYCHOLOGICAL SCIENCE. 2008 SEP

Científicos británicos de las universidades de Aberdeen, Durham y Saint Andrews han entrevistado a 230 hombres y mujeres, explorando qué papel desempeñaban distintos factores en la atracción sexual o emocional por el otro sexo. A la luz de sus respuestas, las facciones de la persona que quiere seducir son menos relevantes que su sonrisa, su capacidad para mirar a la otra persona a los ojos o sus arrestos para decirle con naturalidad que le gusta mucho.Lo ha explicado Ben Jones, coautor del estudio: «Investigaciones anteriores han enfatizado la importancia de ciertas características físicas como la simetría facial o el tono de voz. Sin embargo, este estudio demuestra que la capacidad de atracción de un ser humano no es tan sencilla como parecía. No depende de una piel sin defectos o de unos rasgos simétricos, sino que es un proceso mucho más complejo».«Se trata de distribuir nuestros esfuerzos sociales de un modo inteligente», explica. El cerebro tiende pues a no malgastar demasiado tiempo ni con los individuos que no le resultan atractivos ni con aquéllos que considera que no están a su alcance.«Nos gusta la gente atractiva», explicó la psicóloga Lynda Boothroyd, de la Universidad de Durham, «pero nos gustan más si se comportan de un modo positivo hacia nosotros. Casi todos terminamos con personas que están en nuestros niveles de atractivo y eso es porque de algún modo aprendemos en qué lugar estamos a medida que nos relacionamos con los demás».El estudio, publicado por la revista 'Psychological Science', forma parte de un proyecto más ambicioso, dirigido también por Boothroyd y Jones y llamado el Laboratorio de las Caras.

Publicado el: 10 de septiembre de 2008

3 Comments:

imaging68 said...

Demasiadas variables a tener en cuenta. Intentar convertir una serie de variables como nivel medio de atracción parece demasiado superficial.

Penélope said...

Supongo que no es cuestión de hacer una ecuación matemática, utilizar diferentes variables, etc. y si, es algo mas automático pero reconforta pensar que de alguna maneras mueve nuestros mecanismos internos más relacionados con la inteligencia emocional que con otros mas suferfluos o racionales. Yo personalmente me fijo mucho en la mirada, los ojos y sí, la sonrisa, si es sincera, es otro buen indicativo; no me gustan las risas fingidas.
Bicos.

PEPE DEL MONTGO said...

Cuando saqué oposiciones sólo pedí plazas con mar y mira por donde me dieron Cambados. Fuí muy feliz allí durante dos años y llegué a tener muy buenas amistades. Pero soy del Mediterráneo y del sol, así que cuando pude me vine a Málaga. Todos los días pasaba bajo ese precioso balcón redondo del Pazo de Fefiñanes y de su pequeño puente. Saludos

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...