13.9.09

TUI





A las orillas del río Miño y en la frontera con Portugal, se sitúa este pueblo de la provincia de Pontevedra que bien merece una visita, sobre todo, por su espectacular zona vieja que conserva intactas sus calzadas, por su magnífica Catedral, que mezcla maravillosamente elementos románicos y góticos y por el paseo por el mencionado río. Para comer, sin lugar a dudas, recomiendo saliendo de la Catedral, a mano izquierda, un sitio en el que reza: VINOS y TAPAS, en el que cualquier cosa es una delicia para el paladar; las raciones son espléndidas.

4 Comments:

Pepe del Montgó said...

Precioso pueblo que conocí en los tiempos que vivía en Cambados y cuando pasaba a comprar toallas a Portugal. La verdad que está poco promocionado, como tantos pueblos preciosos de Galiza, y merecen verse.

MONICA said...

Estuve por alli y quedé encantada aunque no fuese la primera vez. Un abrazo y gracias por compartir estas bonitas fotos. Un abrazo

La Dama Se Esconde said...

Si encima de una preciosidad de sitio, se come de vicio. Qué más se puede pedir????

Tengo la cama toda cubierta de cosas, una maleta por hacer y ganas de irme ya.

BIQUIÑOS

Penélope said...

Pues me alegra que os hayan gustado las fotos y con respecto a la DAMA: no me das pena, yo también me iría. Suerte en el viaje y pásalo bien.

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...