18.11.08

Super-bebés en competición



En Pekín organizan carreras de bebes a gatas.


Más de 100 bebés tomaron parte en esta competición, pero no todos llegaron a la meta, algunos asustados por el revuelo rompieron a llorar y no quisieron ni moverse.
¿Se pueden conseguir súper-bebés fomentando la competición desde su más tierna infancia? ¿Qué relación tiene gatear deprisa con el desarrollo intelectual?
Estas son algunas de las preguntas que se nos ocurren a la ver la curiosa foto, y resulta que en realidad si que hay una conexión entre el desarrollo psicomotriz y el desarrollo intelectual. Según el eminente psicólogo suizo Jean Piaget, el nacimiento de la inteligencia surge tanto de la sensorialidad como de la motricidad, esto quiere decir que cuanto más se mueva el niño más desarrolla sus conexiones neuronales, por lo que el gatear estimula el desarrollo intelectual.
Todo esto está muy bien, que si a mayor estimulación más desarrollo en las conexiones neuronales; eso sí, nos vamos a olvidar de lo de super-bebés, eso de fomentar el individulismo y el espíritu competitivo desde la infancia ya no me gusta tanto. De todos modos, la noticia no deja de ser curiosa y claro, esto tenía que suceder en Pekín.

5 Comments:

MONICA said...

Es curioso, pero eso de convertir en espectáculo a los ñiños no me gusta nada. Cada niño a su ritmo. Besitos y buenos dias :)

imaging68 said...

La estimulación a través de la actividad física, me parece que es un método cada vez más integrado en la educución infantil. La competición y el exponer a los niños a estas situaciones, como mínimo me parece triste.
Un besazo

Nayara said...

Si yo fuera un bebe creo que no me gustaria participar en esa carrera.
Tampoco si tuviera un hijo lo mandaria a participar ES DE LOCOS.
besos:
Nayara

irene buscando la felicidad said...

Pero mira que son competitivos los chinos,eh?
Este verano vi un reportage terrible sobre cómo las familias pobres en china internan a sus niños (de tres o cuatro años!) en una especie de academias donde les hacen entrenar durísimamente durante horas para tratar de que se conviertan en atletas olímpicos bajo una presión enorme...
Me pareció un horror.

Un besico, y gracias por tus visitas a mi pequeño rincón.

Penélope said...

Ya se a que te refieres Irene, yo también lo vi. La presión que sentían esas familias en muchos casos era la falta de resursos; veían en las Olimpiadas una salida a su incierto futuro.

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...