14.11.08

La ansiedad influye en la percepción del dolor.

Una tesis realizada en la Universidad de Granada ha demostrado que los pacientes que sufren ansiedad grave (trastorno de pánico con y sin agorafobia, ansiedad social o ansiedad generalizada) creen tener más alteraciones fisiológicas (palpitaciones, sudoración…) de las que realmente presentan. La autora, Mª Isabel Viedma del Jesús, ha afirmado que existe de una relación entre la capacidad para reaccionar fisiológicamente y el pronóstico del éxito terapéutico, ya que son precisamente los pacientes con fobias específicas los que más se benefician del tratamiento cognitivo-conductual.
Seguir leyendo

1 Comment:

La Dama Se Esconde said...

Y yo buscando esa carrera tan interesante que ibas a poner...
Tarde ocupada, pero todo bien.
Biquiños y disfruta de un buen fin de semana.

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...