4.12.07

NUNCA MÁS ... RADIOTERAPIA

Hoy mi madre ha terminado la Radioterapia. Nunca me alegré tanto de despedirme de personas que aunque por un periodo de tiempo muy breve pero intenso han compartido con nosotras alegrías y penas (más de lo último), me recordaban todo el sufrimiento que ya se que pasa mi madre. Disimulan hasta lo indecible, los enfermos y sus familias aunque a partir de cierto número de sesiones la gran mayoría se viene abajo. Algunos, el primer día. A todos nos toca un poquito de las historias de los "otros" (algunas terribles). También hay gente que lo lleva con "otro estilo", "otra actitud". Mención especial para Esther. Nos emocionamos al despedirnos de todos, pero de ella más. Esther se declara del "movimiento antipeluquista" e insta a todo el mundo a que se deshaga de su "peluca", esa que les protege de la mirada ajena, esa que te normaliza, esa que a alguna (sobre todo) le devuelve en parte su identidad, esa enemiga con la que tiene que aprender a vivir. Esther viene con su "papi" (así le llama a su marido) y, a veces con su hija. Irradia alegría por todos los poros de la piel. Su familia dice que en casa es y siempre fue así, VITAL, que la enfermedad nunca la venció hasta ahora en ese sentido. A mi madre le hace mucho bien hablar con ella (es como una sesión "extra", de esas que les dan en las cicatrices de los pechos, "de regalito", dicen ellas). No quiero despedirme hoy sin dar las gracias por seguir aquí, porque hoy mi madre está contenta y, sobre todo, por conocer a Esther, a María Jesús, a Josefa, a "papi", a ... He aprendido verdaderas lecciones de vida aunque lo he pasado realmente MAL.
SUERTE, ES LO QUE REPITEN CUANDO TE VAS y, mira por donde es una palabra que yo utilizo mucho, desde siempre, cuando me voy.

0 Comments:

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...